La piel es considerada el órgano más extenso de nuestra anatomía, y es a través de ella que se manifiestan una amplia gama de padecimientos y enfermedades que nos afectan.

Entre sus funciones está el proveer a nuestro organismo de un escudo o defensa, dentro de ciertos límites, ante las fuerzas mecánicas y la penetración de diversos agentes químicos y microorganismos.

Sin embargo, son muchas las posibles enfermedades que afectan propiamente a la piel, y que de no cuidarse pueden originar laceraciones importantes que comprometan la salud e incluso la via.

A continuación te compartimos algunas de las enfermedades de la piel más comunes:

1. Acné.

Se caracteriza por la presencia de lesiones pustulosas, que pueden no limitarse a la cara, relacionadas generalmente a factores hormonales y nutricionales, por lo que se manifiestan principalmente en la adolescencia. El acné tiene muchos tratamientos posibles y el pronóstico es en general muy bueno de llevar un tratamiento oportuno y adecuado.

2. Verrugas.

Se manifiestan mediante en endurecimiento de la piel de forma limitada, a modo de lesiones indoloras. Al igual que el acné, las verrugas son de fácil control con el tratamiento dermatológico adecuado.

3. Alopecia areata.

Es una enfermedad autoinmune que origina la pérdida de cabello y vellos del resto del cuerpo, y se puede asociar a otras enfermedades de ese tipo. Si bien es reversible espontáneamente, en casos donde la afectación es grande se debe brindar tratamiento.

4. Psoriasis.

Es una enfermedad crónica que se manifiesta en pacientes con deficiencia en el sistema inmunológico, y manifiesta lesiones escamosas. Si bien no compromete la vida del paciente, su tratamiento es de pronóstico reservado, aunque con muy buenos resultados.

5. Dermatitis de contacto.

La dermatitis es una reacción alérgica de la piel ante diversos agentes en el medio ambiente, como por ejemplo detergentes, plantas, químicos, etc. Existen vacunas muy eficaces para una amplia gama de alergias tópicas, y en general la forma más fácil de controlar su manifestación es evitar el contacto con esos agentes.

6. Eczemas.

Son lesiones alérgicas que pasan por varias etapas, iniciando  con la inflamación de la piel y comezón en el área afectada. En su segunda etapa la piel se seca y descama, por lo que es necesario un tratamiento integral que incluya medicación e higiene focalizada.

7. Cáncer.

El cáncer de piel es una enfermedad que se manifiesta de formas muy variadas por lo que su pronóstico no es homogéneo, y su manifestación tiene relación directa y demostrada con la exposición al sol, por lo que es importante evitar el contacto directo en horas de mayor radiación solar, y hacerlo siempre con protección.

 

En caso de presentar alguna de estas enfermedades o cualquier otra afectación en la piel, lo más recomendable es acudir inmediatamente con su médico dermatólogo para tener un diagnóstico oportuno y tratamiento personalizado.

En Lasermedica le brindamos la más confiable gama de servicios de dermatología, con tecnología de vanguardia y médicos dermatólogos certificados. Llame y solicite su consulta.